El Moncayo. Descubriendo sus pueblos más recónditos.

IMG_6094
Vista del Moncayo

No siempre tenemos el tiempo necesario para hacer un gran viaje. Por más que queramos, incluso en nuestros días libres, tenemos responsabilidades que atender. El día que hice esta ruta tenía la mañana libre y muchas ganas de salir con la moto, pero tenía que estar en casa a la hora de comer. Solución: Una ruta corta por alguno de esos sitios bonitos que todos tenemos cerca. En mi caso, uno de ellos es el Moncayo.

Tenía dos opciones. Quedarme en casa lamentándome por no poder aprovechar el día tan bueno haciendo lo que me gusta o, salir y disfrutar lo que pudiese del día tan bueno haciendo lo que me gusta. Elegí la segunda opción.

La moto estaba preparada, como siempre, así que bastó con ponerme la ropa adecuada y temprano con la salida del sol comenzar la ruta.

Salí de Utebo en dirección a Logroño y tras 25 kilómetros dejé la N-232 en Pedrola para dirigirme a Pozuelo de Aragón y de allí a Borja. Esta carretera es bonita para rodar con la moto. Tiene algunas curvas ligeras y se mantiene al frente la vista del Moncayo nevado casi todo el rato.

En Borja seguí por la N-122 dirección a Soria y seguí por ella hasta el desvío a Vera de Moncayo.

La mañana era perfecta para ir en moto. Era una de esas mañanas soleadas de noviembre, hacía fresco, pero no frío ni viento. La temperatura era la ideal para ir con todas las prendas de protección sin el agobio que da esto con el calor del verano. Si a esto unimos que iba rodando tranquilo, con poco tráfico y escuchando a U2 queda claro que no se podía pedir más.

Vera de Moncayo es un pueblo de paso para acceder a uno de los caminos de subida a la montaña que le da apellido. Muy cerca está el Monasterio de Veruela, es muy conocido gracias a Bécquer. Allí residió una temporada y sus famosas leyendas transcurren por esta zona. En esta ocasión no llegué hasta el monasterio, antes de salir de Vera me desvié hacia Trasmoz.

Trasmoz tiene como peculiaridad el ser el único pueblo excomulgado de España. Por lo visto, allá por el siglo XIII, el pueblo era conocido por los aquelarres y fiestas paganas que allí se celebraban. A tal punto llegó que el Papa vigente entonces lo excomulgó. Además, por si fuera poco, el abad del Monasterio de Veruela lo maldijo en el año 1511. Hasta la fecha ningún Papa ha levantado el castigo a Trasmoz, así que, a día de hoy, Trasmoz es el único pueblo excomulgado y maldito de España.

IMG_6096 (1)
Trasmoz y su fantasmagórico castillo

A saber los motivos reales de esto y si era para tanto. Lo que sí sabemos es que muchas leyendas sobre brujas transcurren en este escenario y la silueta de su castillo tiene un aspecto fantasmagórico. Lo cierto es que la historia de Trasmoz, sus leyendas y su castillo atraen a muchos visitantes curiosos.

Dejé atrás Trasmoz y también los cruces que conducían a los siguientes pueblos, Litago, Lituénigo y San Martín del Moncayo. En el siguiente cruce después del de San Martín giré a la izquierda por una bonita carretera que empieza a ser de montaña. Continué hasta el siguiente cruce y tomé dirección a Vozmediano. Nada más girar en dirección a este pueblo se entra en Castilla y León, en la provincia de Soria.

Tras unos cuantos kilómetros de bonitas curvas y hermoso paisaje llegué a Vozmediano, donde tenía previsto parar a almorzar. El almuerzo en el bar del pueblo es más que recomendable.

IMG_6099
Vozmediano
IMG_6097
Parte del almuerzo. Cuando hice la foto ya no quedaba nada en el plato de jamón y queso que había antes de esto. Las patatas de la zona son exquisitas.

En el término de Vozmediano nace el río Queiles. Es un afluente del Ebro que si lo ves unos kilómetros más adelante no llama la atención por nada, de hecho es el afluente más corto, pero poca gente sabe que este río que nace de una sima del Moncayo es el segundo manantial con más flujo de Europa. El paseo desde el pueblo hasta el manantial es corto y agradable.

Paseo del nacimiento del Queiles

Una vez saboreado el almuerzo continué mi viaje hasta Ágreda y de allí a Tarazona.

Tarazona da para una amplia visita, pero no paré. Continué en dirección a Tudela, entrando ya en Navarra.

A medio camino entre Tarazona y Tudela se encuentra Cascante, un pueblo en el que no habría parado de no haber visto la chatarrería de antigüedades que hay en plena travesía. Nada mas verla paré en la entrada.

La chatarrería me llamó la atención en un primer momento por la maquinaria de obras públicas que tiene a la entrada y también por lo que estoy seguro, debieron ser los primeros tractores de la historia.

Nada más entrar, a nada que uno sea aficionado al motor, se va la vista a los vehículos antiguos de toda clase que hay allí, motos, coches, camiones, ambulancias… Hablando con el dueño me contó que le suelen alquilar vehículos y demás maquinaria para rodar películas de época, aunque se quejaba de que poca gente le compra cosas. Yo la verdad es que si hubiese podido me habría llevado unas cuantas. Seguro que si tú vas también lo harías.

IMG_6103

IMG_6113

IMG_6114

IMG_6117

IMG_6118

Absorto entre tantas joyas que había en aquel lugar se me pasó el rato volando. Tanto que si quería estar en casa a la hora de comer ya no me podía entretener más. No me quedó más remedio que seguir la ruta de vuelta a casa lo más rápido posible. Continué hasta Tudela, desde allí por autovía hasta salir de Navarra y por carretera convencional con una línea continua de veinte kilómetros al entrar en Aragón, -así es la cosa-.

Finalmente llegué a casa a tiempo para comer y atender las responsabilidades que me tocaban por la tarde.

La conclusión tras esta pequeña ruta, que apenas tendría 200 kilómetros, es que aunque dispongamos de poco tiempo podemos disfrutar de lo que nos gusta.

Si esa mañana la pereza me hubiese vencido no habría disfrutado de esa ruta que tan buen sabor de boca me dejó. Seguro que habría encontrado muchas excusas para quedarme en casa, pero volví encantado aún teniendo poco tiempo para salir con la moto.

¿Te gusta la moto y te falta tiempo para disfrutarla? Seguro que si te lo propones encuentras algún rato como este. Aprovéchalo y volverás contento.

¿Cómo te organizas tú para salir en moto? Cuéntanoslo en algún comentario.

Dioni Salavera Villamañán

5 comentarios sobre “El Moncayo. Descubriendo sus pueblos más recónditos.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: