Haciendo el rodaje a la Vespa

Hacía ya un par de semanas de la reparación y revisión en profundidad de la Vespa. Dos semanas probándola solo en trayectos cortos. Trabajo, recados… Era hora ya de ir ampliando el radio de acción.

Era una tarde de domingo. Una de esas en que uno no sabe muy bien qué hacer. Se me ocurrió que podría ser buen momento para salir a rodar un rato y aprovechar para ir haciendo el rodaje de La Campeona. Así que un café y en marcha.

Mi condición de ciclista, además de motero me otorga un gran conocimiento de las carreteras secundarias de la zona donde vivo. Esto es una gran ventaja a la hora de elegir rutas cortas.

En esta ocasión se me ocurrió ir a subir el Puerto de la Chabola. Este puerto es la frontera que divide dos comarcas de Zaragoza. Hasta allí llega el Campo de Borja y comienza la Comarca del Aranda.

Otro día recorreré esta última. Es sorprendentemente bella y desconocida.

Tras unos kilómetros de aburrida autovía tomé el desvío a Pozuelo de Aragón desde Pedrola.

Pozuelo de Aragón

En poco tiempo llegué a Pozuelo. No es que sea un pueblo bonito, pero como en todos siempre hay algo que ver. La desgastada iglesia mudejar por ejemplo.

Iglesia de Pozuelo

Pozuelo está a medio camino entre Zaragoza y el Moncayo. Si pasas por aquí en invierno la imagen del pueblo mejora mucho.

Pozuelo de Aragón en invierno con el Moncayo de fondo

Como ves la cosa cambia. Las rutas invernales por estas carreteras son muy tranquilas y placenteras.

Muy cerca de Pozuelo está Fuendejalón. Toda esta zona es tierra de vino. Estamos en el corazón de la denominación de origen Campo de Borja.

Fuendejalón

Todos los pueblos de los alrededores fueron fundados entre los siglos XII y XIII, en el tiempo en que el gobierno de estas tierras se hacía desde el Monasterio de Veruela situado a los pies del Moncayo.

Al llegar al cruce de carreteras de Fuendejalón tomé dirección a Tabuenca. Allí aún se cultiva la vid, pero en tiempos de los romanos Tabuenca era un centro de explotación minera. De aquí se extraía mineral de hierro. El color rojizo de la tierra en la zona es debido al hierro que contiene.

También hay cerca una mina abandonada de la que se extraía plata hasta mediados del siglo XX.

Tabuenca

En Tabuenca tiene lugar todos los años un peculiar concurso de comedores de albóndigas.

El año pasado lo ganó un tal Piraña Bolt. Youtuber madrileño con una impresionante capacidad de ingesta. Se comió nada más y nada menos que 111 albóndigas de 25 gramos cada una. Saca la cuenta y verás los kilos de carne que engulló el tío.

Tabuenca está en la mitad del Puerto de la Chabola. A la cima del puerto era a donde yo quería llegar.

Poco antes de la cima hay una fuente en la que suelo parar cuando paso por allí en bici.

Fuente en el Puerto de la Chabola

En la época del año en la que estamos el caudal del manantial suele estar bajo mínimos, pero aún así pude echar un buen trago.

Tras el avituallamiento líquido me costó poco llegar a la cumbre. La cima del puerto.

Puerto de la Chabola

Allí estuve haciendo algunas fotos y disfrutando del aire más fresco a esa altitud.

Puerto de la Chabola

Con la soledad de aquella carretera y la tranquilidad que se respiraba se me ocurrió la forma de hacerme fotos a mi mismo en marcha.

Allí estuve un rato yendo y viniendo, probando diferentes posiciones para dejar el móvil bien enfocado.

No me desagrada el resultado. Queda más o menos curioso y es una buena forma de tener fotos de recuerdo conduciendo tu propia moto.

Después de un rato enredando con la cámara comencé el regreso a casa.

Bajando el puerto hay unas buenas vistas de Tabuenca y del paisaje lejano que se divisa.

Vista de Tabuenca

Fui haciendo alguna parada más cuando algo, algún paisaje o cualquier cosa me llamaba la atención para hacer alguna foto.

Molinos ente Pedrola y Pozuelo

Finalmente llegué a casa con 120 kilómetros recorridos. La Vespa se comportó muy bien. Ahora es mucho más agradable de conducir que antes.

Fue una vuelta corta, pero me resultó muy gratificante. Me pareció una buena forma de pasar una tarde de domingo en las que uno no suele hacer nada salvo ver sin mucho interés lo que pongan en la tele desde el sofá.

Dioni Salavera

Un comentario sobre “Haciendo el rodaje a la Vespa

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: